Guía de plantas medicinales de uso común en Salento, Colombia – Sandra Arango Caro

El Norte de los Andes se caracteriza por una alta diversidad biológica y gran cantidad de endemismos.

Al mismo tiempo, se considera una de las ecorregiones más amenazadas del mundo (Olson & Dinerstein 1998). En Colombia, la región Andina ya ha sido transformada en un 63% debido a una fuerte presión sobre los recursos naturales, ya que el 70% de la población nacional está asentada en esta región (IvH 2003).

En la Cordillera Central, la cual ya está deforestada en más de un 60%, este estudio se realizó en la cuenca alta del río Quindío la cual hace parte de uno de los últimos relictos boscosos de gran extensión. Allí se han llevado a cabo varios estudios ecológicos y de conservación.

Sin embargo, son muy pocos los estudios en esta región sobre el uso de las plantas por los humanos (etnobotánica). Es esta la razón por la cual inicié un proyecto para recuperar el conocimiento del uso tradicional de las plantas por la comunidad de Salento como una opción para establecer una conexión directa entre los estudios ecológicos y la gente y, como una estrategia para la conservación de los recursos naturales.

El proyecto tuvo tres objetivos generales: Primero, aunque en la región se han realizado listados de plantas y sus usos, se veía la necesidad de llevar a cabo un estudio exhaustivo y cuantitativo sobre el uso, ecología y propagación de las especies usadas en la región. El conocer la frecuencia con que una planta se usa, para qué y cómo, son factores esenciales para entender el beneficio proporcionado por las plantas en una comunidad, así como para identificar las consecuencias de su explotación y establecer mecanismos potenciales de mercadeo. Adicionalmente, el conocer los sitios y condiciones en donde las plantas existen, cómo se propagan, cuándo se cosechan y cuándo se siembran son algunos de los factores que nos permiten entender los requerimientos de propagación de las plantas. Este conocimiento facilita prácticas para recuperar plantas que estén en peligro de extinción y la producción de especies que puedan proporcionar un beneficio económico.

Segundo, este proyecto buscó ofrecer alternativas de educación y entrenamiento a las mujeres de Salento sobre el uso de las plantas, su ecología y propagación, además de proporcionar entrenamiento en aspectos administrativos y manejo de datos. En varias conversaciones con Claudia Bedoya coincidíamos en como la mayoría de mujeres de la región tienen pocas oportunidades de superación y sus actividades diarias se limitan a oficios domésticos. Sin desmeritar estas actividades que implican un gran esfuerzo, el proyecto buscó promover actividades alternativas que ofrecieran opciones de empleo y por lo tanto un reconocimiento económico.

Tercero, se buscó reconocer el saber tradicional de esta comunidad como un mecanismo para promover la transferencia de su conocimiento de generación en generación, además de prevenir la pérdida del saber popular y promover una conciencia sobre la conservación de los recursos naturales.

Formato:  pdf Comprimido:  No Peso:  10 MB Lenguaje:  Español

Sin comentarios.

Deja tu Comentario