La cosecha de las miradas – Jesus Alonso

El timbre del despertador sonó insistentemente, la habitación estaba a oscuras, Marta tanteó por encima de la mesilla, y después de unos segundos de infructuosos intentos, logró parar el molesto sonido que la alarma producía. Era una mañana fría del mes de febrero, aunque esta circunstancia no justificaba la pereza con la que se comportaba Marta, pues en la habitación se disfrutaba de una temperatura muy agradable. No era esta su forma de ser, la gustaba estudiar, sabía que de ello dependía su porvenir, ¿entonces porque aquella sensación, tan desagradable, cuando pensaba que era la hora de ir al colegio?, y cuando apareció en su mente esta ultima palabra, fue cuando terminó de despertarse y se acordó del motivo por el que la estaba costando tanto trabajo levantarse aquel dia; Era la conversación que había mantenido, el día anterior, con aquellos compañeros, y en su pensamiento recalcó COMPAÑEROS, no eran amigos de ella no pertenecían al grupo que Marta frecuentaba, nunca la habían gustado, representaban todo aquello que sus padres la habían enseñado a odiar; tomaban bebidas alcohólicas, fumaban y su forma de vestir, era siempre descuidada.

Formato:  pdf Comprimido:  Sí Peso:  0.8 MB Lenguaje:  Español

Sin comentarios.

Deja tu Comentario