El viaje astral: Experiencias “fuera del cuerpo” – Oliver Fox

LE DEBO mi conocimiento de este libro a Hereward Carrington. En su introducción al libro de Sylvan Muldoon sobre este tema, el doctor Carrington dice acerca de él: «El único relato detallado, científico y de primera mano de una serie de proyecciones astrales conscientes y controladas voluntariamente con el que me he encontrado en mi vida es el del Sr. Oliver Fox, publicado en la Occult Review de 1920.» Se trata, ciertamente, de todo un elogio. Esto me envió en busca de los artículos originales, los cuales en­contré dignos de ser leídos. Corría el año 1929, poco después de la aparición del libro del Sr. Muldoon. Pero no fue hasta hace muy poco que descubrí (aparentemente había sido publicado, pasando desapercibido) que Oliver Fox había ampliado sus artículos, más adelante, creando un libro, el cual está delante de usted ahora. En la obra no figura ninguna fecha de publicación. Pero, como el lector descubrirá en la página 131, hay un comentario del autor con fecha de 1 de marzo de 1938, de manera que el libro debe haber sido publicado poco tiempo después. Parece ser que vio la luz sólo en esa ocasión, en Inglaterra. Ésta es la primera vez que se publica en Norteamérica.

Si yo tuviese algún control de la situación, preferiría no utilizar el término «proyección astral». Mucho más simple y exacto es emplear el término «experiencias fuera del cuerpo». Por lo que yo he podido corroborar, el pro­pio Oliver Fox nunca usa el término «proyección astral». Sus artículos originales en Occult Review en 1920, por los que se le considera con justicia un pionero en este cam­po, fueron titulados «The Pineal Doorway» y «Beyond the Pineal Door». (Como él explica en este libro, uno no debería pensar que está utilizando el término pineal en el sentido anatómico.) En el texto de este libro tampoco he encontrado ningún pasaje en el que se refiera a ello como «Proyección Astral». Creo que el término le fue impuesto por su editor inglés, imitando el término uti­lizado por Sylvan Muldoon. A lo que intento llegar es a que el vocablo «cuerpo astral», que fue tan popularizado por el Sr. Muldoon, pertenece a la doctrina de la Teo­sofía, en la cual tiene otro significado, al ser uno de cin­co cuerpos y sin tratarse, en absoluto del más espiritual. Uno debe reconocer, sin embargo, que, como mínimo, el uso del término de «proyección astral» por parte del Sr. Muldoon es el que le resulta más familiar a la gente actualmente, y hay que contentarse con ello.

En este uso del término, el Cuerpo Astral es el Doble, o el equivalente etéreo del cuerpo físico, al cual se ase­meja y con el cual suele coincidir. Cada uno de nosotros posee uno. Existe una cantidad substancial de ejemplos en la literatura de la investigación psíquica relativa a ca­sos en los que una persona se ha encontrado teniendo una experiencia Fuera del Cuerpo. A veces ha surgido a causa de un accidente muy serio.

Formato:  pdf Comprimido:  rar Peso:  21.57 MB Lenguaje:  Español

Sin comentarios.

Deja tu Comentario