El esplendor de lo humano – Preciada Azancot

Durante siglos y siglos –cabe decir, desde el origen de los tiempos-, han sido muchos los que han intentado descubrir las leyes del comportamiento humano, las relaciones de causa a efecto existentes entre los actos y aquello que los motiva. De siempre, el hombre ha intentado hallar y entender cómo está constituido el hombre, hacer que ya no existan tierras incógnitas en el interior de éste. A lo largo de años casi innumerables, se han multiplicado quienes pugnaban por encontrar qué es lo que estorba al ser humano el libre desarrollo de todas sus posibilidades, el llegar a ser todo lo que puede ser. Y, en fin, desde que el mundo es mundo hasta nuestros días, ¿cuántos no se habrán movilizado para buscar de qué forma hombres y mujeres podrían funcionar sin trabas interiores, y, como consecuencia, ser felices, estar acordes con su naturaleza más íntima? Lamentablemente, todos estos intentos fracasaron en el pasado; hubo hallazgos, sí, pero sólo parciales, y que no encajaban unos con otros, como si se tratara de un puzzle del que faltaran demasiadas piezas: tantas, que resultaba imposible reconstruir –ni siquiera vislumbrar- el modelo que daría razón de todas ellas y sentido al conjunto. Por fortuna, sin embargo, ahora desde hace muy poco- todo esto ha cambiado, todo aquello que se buscaba descubrir, todo aquello que se intentaba hallar y entender, todo aquello que se pugnaba por encontrar, todo aquello que se indagaba obstinada, incansablemente, lo ha encontrado y entendido y aclarado una mujer, Preciada Azancot, creadora de un metamodelo, el MAT (Metamodelo de Análisis Transformacional), gracias al cual el ansia de conocimiento de sí que el hombre tiene desde que el hombre es hombre –desde siempre, para él, en suma- ha quedado ya satisfecha para algunos quienes estudiaron el metamodelo bajo su dirección- y puede quedar satisfecha para todos.

Formato:  pdf Comprimido:  Sí Peso:  3.9 MB Lenguaje:  Español

Sin comentarios.

Deja tu Comentario