Los extraterrestres somos personas honradas – E. M. Ariza

Es tanta la presión mediática que existe actualmente por la salud e imagen que, finalmente y después de mucho pensarlo, decidí pasar unos días en uno de esos Centros de Estética que se comprometen a limpiar tu cuerpo de todo lo nocivo, dejarte nuevo y quitarte unos años; más o menos como si se tratara de una puesta a punto de un automóvil de lujo. Lo del lujo lo digo por el precio que me cobraron.

Allí había muchos empleados con batas blancas que me hicieron pasar tal hambre que terminaron con mis deseos de visitar África. ¡Para qué ir, cuando allí mismo la había conocido de tanta necesidad como pasé!

Cuando al fin regresé de ese Centro, donde había pagado un buen dinero para que me hicieran pasar miseria y aburrimiento, llamé a Zoilo para compartir la experiencia.

Formato:  pdf Comprimido:  No Peso:  0.14 MB Lenguaje:  Español

Sin comentarios.

Deja tu Comentario