Guía técnica para la evaluación del trabajo pesado

El progreso técnico ha implicado un incremento de los requerimientos mentales en sustitución de los físicos en los puestos de trabajo, sin embargo, aún existen muchos en los que las exigencias físicas siguen siendo elevadas. Se trata entonces de puestos de trabajo que producen un desgaste físico, intelectual o psíquico en la mayor parte de las personas que lo realizan, causando un envejecimiento temprano y disminuyendo la expectativa de vida.

Frente a esta realidad, es muy importante que se tienda, en el marco de las buenas prácticas laborales, tanto a evitar este tipo de trabajos, como a realizar acciones que mejoren la calidad del puesto de trabajo una vez identificado como “pesado”, siendo deseable que cambie esa categoría.

La Ley N° 19.404 se hace cargo de una realidad del mercado laboral chileno, reconociendo que este tipo de trabajos existe y que, aun cuando se puedan impulsar acciones para que mejoren las condiciones de estos trabajadores, esto puede tomar mucho tiempo o simplemente no ser factible en el horizonte de vida laboral del trabajador. Siendo éste el caso, la Ley permite pensionarse en forma anticipada a quienes realizan este tipo de labores. Para ello se realizan cotizaciones adicionales que son depositadas en las cuentas de capitalización individual de los trabajadores.

Desde que se promulgó esta Ley, se han calificado más de 11.000 puestos de trabajo, siendo considerados como efectivamente pesados un 57,2% y la principal actividad económica que ha utilizado este beneficio, concentrando más del 60%, es la minería.

Esta Guía Técnica es un aporte al proceso de evaluación de trabajos pesados, conformándose como una herramienta que permite la aplicación de criterios objetivos y transparentes. Asimismo, permite hacer evaluaciones futuras tanto respecto a la herramienta como a la eva-luación que se ha realizado de los distintos puestos de trabajo. Para la Superintendencia de Pensiones, que a partir de la Reforma Previsional del año 2008 supervisa administrativamente a la Comisión Ergonómica Nacional e imparte las normas operativas para calificar las labores como trabajo pesado, esta actualización reviste la mayor importancia.

Este trabajo está estructurado en módulos en torno a los distintos factores incumbentes: organizacionales, mentales, ambientales y físicos. Respecto de cada uno se presenta una completa descripción de su alcance y las metodologías existentes para su adecuada evaluación. Por su parte, el módulo 6 resume los distintos métodos de evaluación y provee una forma común de calificarlos en categorías de trabajo no pesado, trabajo semipesado y trabajo pesado.

Formato:  pdf Comprimido:  Sí Peso:  2.95 MB Lenguaje:  Español

Sin comentarios.

Deja tu Comentario